¿Cómo quitar gotelé de una pared?

El gotelé es un acabado texturizado que se aplica a las paredes y techos para crear un efecto de relieve y dar un aspecto único y atractivo. Quitar gotelé puede ser un proceso laborioso y requerir la ayuda de un profesional.

Algunos de los pasos que se pueden seguir para quitar gotelé son los siguientes:

  1. Preparar el área: cubre cualquier mobiliario o suelo que no se quiera dañar con una lona o plástico. También es importante ventilar el área y proteger tus ojos y nariz con gafas y una mascarilla.
  2. Humedecer la superficie: utiliza un rociador o una esponja mojada para humedecer el gotelé. Esto ayudará a suavizar la superficie y hacerla más fácil de eliminar.
  3. Raspa el gotelé: utiliza una herramienta de raspado o cualquier otro objeto con una superficie afilada para raspar la capa superior del gotelé. Trabaja en pequeñas áreas a la vez y recoge la mayor cantidad de material posible.
  4. Limpia el área: una vez que hayas raspado todo el gotelé, limpia la superficie con una solución de agua y jabón. Deja que se seque por completo antes de aplicar cualquier pintura o acabado adicional.

Es importante tener en cuenta que quitar gotelé puede ser un proceso laborioso y requerir la ayuda de un profesional si no tienes experiencia en este tipo de trabajo lo mejor es contratar a un profesional con experiencia como nuestros profesionales de Servicio Técnico Multimarca. Además, es posible que tengas que reparar o lijar la superficie antes de aplicar un nuevo acabado; por eso nuestra mejor recomendación es que lo haga un profesional.

 

 

 

Contratar a un profesional para quitar gotelé puede ser beneficioso por varias razones:

  1. Experiencia y conocimiento: los profesionales tienen experiencia en trabajos de este tipo y saben cómo hacerlo de manera eficiente y segura. Esto puede ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de quitar el gotelé.
  2. Herramientas y equipo adecuado: los profesionales tienen acceso a herramientas y equipo especializado que pueden facilitar el trabajo y hacerlo más efectivo.
  3. Garantía de calidad: al contratar a un profesional, puedes estar seguro de que el trabajo se realizará de manera adecuada y segura. Muchos profesionales ofrecen garantías o políticas de devolución de dinero en caso de que no estés satisfecho con el trabajo realizado.
  4. Ahorro de tiempo y esfuerzo: el quitar gotelé puede ser un proceso laborioso y requerir mucho tiempo y esfuerzo. Contratar a un profesional te permitirá ahorrar tiempo y esfuerzo al no tener que hacer el trabajo tú mismo.

 

Llámanos ahora